DealExtreme, ¿es fiable?

DealExtreme, también conocida como DX.com, es una de las webs chinas más destacadas en lo que a envío de productos a Occidente se refiere. Es muy popular entre los aficionados a la tecnología y los gadgets, y también entre los que buscan gangas en todo tipo de artículos. Vamos a analizarla en detalle a continuación.

Descuentos en DealExtreme

Puedes conseguir cupones para obtener descuentos en DealExtreme simplemente pinchando aquí. Antes de hacer tu compra en esta tienda online, aprovéchate de esta oferta especial.

Sede de DealExtreme

Como hemos dicho, DealExtreme es un e-commerce chino. La empresa que gestiona la web tiene sede en Hong Kong y se fundó en 2005. Con el tiempo, también han abierto una sede en EEUU. Comenzó siendo una tienda pequeñita, que vendía tarjetas flash y algún que otro aparato electrónico. Desde entonces, ha crecido imparablemente hasta convertirse en uno de los e-commerces más visitados del mundo.

Contacto de DealExtreme

El principal método de contacto con DealExtreme es su sistema de atención al cliente, que se realiza mediante tickets en los que se comunican las incidencias o las dudas. También dispone de diversos números de teléfono. Tiene dos números de España, uno correspondiente a Barcelona, el +(34) 93 2201924, y otro de Madrid, el +(34) 91 1230144. Y, también con atención en español, un teléfono de Buenos Aires, el +(54) 11 59842179.

En principio, también tiene un proyecto para habilitar un chat en vivo, aunque de momento no se puede encontrar en la web.

Diseño web y usabilidad de DealExtreme

De entrada, el diseño de la web de DealExtreme puede parecer un poco caótico. Después de navegar un poco, te das cuenta de que, efectivamente, es caótico. En la Home encontramos un montón de banners, sin un estilo unificado, lo que da la sensación de batiburrillo. Además, tienen muchos sliders y destacados que se mueven, y a ratos da la impresión de que estás navegando por una página de los 90.

La página tiene versión en idioma español, aunque en cuanto haces scroll en la portada te das cuenta de que en la parte inferior hay un montón de banners y contenido en inglés. Eso sí, las páginas de información, preguntas frecuentes y demás están todas en español, no habrá ningún problema en este aspecto.

La navegabilidad no es tampoco la mejor del mundo. Por ejemplo, en los filtros para buscar por precio, sería más práctico un desplegable que el sistema que tiene. Aunque el indicar el cliente la cifra sea más preciso, no creo que (casi) nadie busque artículos inferiores a 32,47 euros. Sería más fácil si simplemente se pudiese poner “menos de 35 euros” o te indicasen rangos de precios. Sin contar el único que tienen, “Lujo”, que filtra los productos superiores a ¡46’92 euros! Suena absurdo, ¿verdad? Además, los botones en los filtros de búsqueda son difíciles de localizar en muchos casos, y no sirve darle a Enter para buscar, por ejemplo.

Otra pega en la usabilidad es que se abren nuevas pestañas cuando pulsas algunos banners. Esto crea un poco de confusión, ya que, si pinchas varios banners, acabas con un montón de pestañas abiertas en le navegador, lo cual resulta bastante confuso.

Catálogo de DealExtreme

Como en otras webs chinas, el catálogo es un poco demasiado amplio y confuso. DealExtreme presume de tener un catálogo de más de 30.000 productos. No todos se pueden comprar, como veremos más adelante. Son muchísimos productos, por lo que dan lugar a bastantes incoherencias. Hemos mencionado que, en principio, esto era una tienda de electrónica y gadgets. Así que hay teléfonos móviles, accesorios, tecnología… Pero, a día de hoy, también es un enorme bazar en el que se puede comprar desde ropa interior hasta destornilladores. Por eso, si no se tiene una idea concreta de lo que se va a adquirir, es mejor sentarse delante del ordenador (o del Smartphone) con un poco de tiempo.

La categorización de productos está bastante bien. Es sencillo encontrar productos por categorías. También por nombre, mediante el buscador, que es lo suficientemente preciso.

Proceso de compra

Se puede realizar una compra sin estar registrado, aunque hay que facilitar los datos completos, por lo que es recomendable registrarse y luego realizar la compra.

El proceso de registro es muy sencillo. Hay que introducir unos datos básicos. Después se puede ir completando la información (por ejemplo, para los envíos) cuando se realice una compra. También se puede proceder al registro mediante Facebook.

El resto del proceso es bastante intuitivo si se está familiarizado con el comercio online: se van añadiendo los productos al carrito, que se puede finalizar en cualquier momento. El carrito se puede recuperar días después, si no se ha finalizado la web se encarga de guardarlo en nuestra cuenta.

Precios en DealExtreme

Los precios de DealExtreme son bastante bajos. Además de la competitividad de sus precios, en cada ficha de producto se indica que si se encuentra el producto más barato en otra web, se puede enviar la información para que intenten conseguirlo a ese precio. Además, los gastos de envío están incluidos en todos los productos, independientemente del país al que se envíe el pedido.

Formas de pago en DealExtreme

En DealExtreme se aceptan tres formas de pago. La primera es PayPal, mundialmente conocida. La segunda es iDeal, un sistema a medio camino entre PayPal y una transferencia bancaria de origen holandés, que pugna por convertirse en el estándar del pago online en Europa. La tercera es el tradicional pago con tarjeta de débito / crédito. Sirven la gran mayoría de tarjetas, por lo que no tendremos ningún problema.

En el momento del pago, hay que fijarse en que el producto o productos que hemos elegido se envía a nuestro país. Puede ser que no se envíe, y nos saltará un aviso en rojo, que no nos permitirá comprarlo.

Envíos en DealExtreme

Los envíos en DealExtreme tienen básicamente dos modalidades: los productos que se pueden recibir en 24 horas y los de envío ordinario. Los de 24 horas se encuentran en algún almacén local. Tienen almacén en España, por lo que se pueden recibir algunos productos al día siguiente de haberlos pedido.

Los pedidos tardan de 7 a 10 días si se encuentra en el almacén de Hong Kong. Normalmente se indica en la ficha de producto el tiempo que se va a tardar en recibir. Aunque también se advierte que pueden demorarse hasta 20 días. Hasta ese periodo de tiempo, no se considera una incidencia.

Pero, ¡ojo!, la web no permite mezclar productos de diferentes almacenes, por lo que, si se pide uno que esté en el almacén local y otro en el de Hong Kong, habrá que hacer dos pedidos distintos. Algo un poco engorroso, la verdad.

Garantía de DealExtreme

Las garantías de DealExtreme son correctas pero nada del otro mundo. Se pueden devolver los artículos defectuosos hasta 90 días después de haberlos adquirido, con los gastos de envío incluidos, siempre que no superen un porcentaje determinado del precio de producto. Y siempre que sea porque el producto ha llegado defectuoso.

Los artículos electrónicos tienen una garantía de 150 días si presentan algún fallo. No es gran cosa, y la reparación puede eternizarse, considerando lo que tarda en ir y volver el producto. Eso sí, si se devuelve un artículo (dentro de los 10 días siguientes a su recepción) que no esté defectuoso, hay que abonar los gastos de envío.

Opiniones de DealExtreme

En resumen, podemos decir como aspectos positivos que DealExtreme tiene unos precios muy competitivos y todos sus productos se envían gratis. Además, permite variadas formas de pago y el catálogo es muuuuy amplio. Esto puede considerarse contraproducente, aunque está todo bien categorizado.

Los aspectos negativos son, sobre todo, el diseño de la web y la navegabilidad, que resulta bastante farragosa. Además, no todos los artículos están disponibles en todos los países y tampoco se pueden mezclar productos de diferente procedencia.

Deja un comentario